29 sep. 2010

Derecho a huelga, derecho a trabajar, derecho a soñar.

Tinta de chopo con tintta china sobre papel


No somos un número de seguridad social, tampoco somos uno más anotado en la lista del paro.

Nuestra aportación al mundo no son las utilidades de la empresa en la que trabajamos.

Nuestra felicidad no es proporcional a nuestra declaración de impuestos. Nuestro paso por la historia no es nuestro historial de crédito. El producto interno bruto de los países donde vivimos no es el reflejo de la riqueza que generamos.


Nuestras inquietudes, dudas e incertidumbres no se resuelven llamando a los teléfonos de atención al cliente, ni a la oficina del consumidor.


Nuestra historia personal no es nuestra vida laboral. Nuestra ambición no consiste sólo en escalar puestos en las cadenas de mando de nuestros empleos.

Cuando estamos inconformes, cuando queremos revelarnos, no somos uno más en las estadísticas de trabajadores que van a la huelga.


Cuando decimos que tenemos anhelos, sueños y aspiraciones no sólo nos referimos a cambiar de empleo, a tener una mejor remuneración económica por lo que hacemos, o convertimos en jefes, patrones o hacernos autónomos.

Nuestra capacidad mental es brutalmente mayor que lo que debemos aprender en los manuales operativos.

Cuando estamos tristes, preocupados, enojados o decepcionados se refleja en otros tantos espejos, y no únicamente en la productividad o rendimiento laboral. Somos mucho más que eso, nuestra vida es más compleja, nuestro espíritu es amplio, infinito en expansión.

Somos seres creativos, sensibles, perdonen la obviedad, somos humanos, humanos llenos de sueños.


Si salgo a la calle a manifestarme no es que me una a la huelga, sólo quiero recordar lo que verdaderamente
soy y lo que verdaderamente anhelo.

25 sep. 2010

Vendimiando

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

A mediados o finales de septiembre es el tiempo de la vendimia, y grupos de personas comienzan a retirar las uvas de los viñedos para hacer el vino. Dicen que es fruto de la tierra y trabajo del hombre.

Se moviliza la gente hacia las zonas donde se da la uva, pueblos enteros van a vendimiar a ciudades vecinas, o incluso a países vecinos, como es el caso de Francia donde pagan más euros al día.

Aquí se come y cena con vino, se convive, se hacen negocios y eventos sociales con él. Los obreros, policías, servidores públicos, gente del campo, gente de ciudad, bebe cuando y donde les apetece sin enturbiar el fluir cotidiano.

Es la cultura del vino, no se concibe nada sin él. Y es entonces cuando me pregunto ¿y si estuviera tan regulado su consumo como en México, donde para poder consumir y vender alcohol es necesario un montón de condiciones y restricciones? Por ejemplo, es rarísimo que alguien que está en su jornada laboral y a la hora de comer acompañe sus alimentos con cualquier bebida alcohólica, por lo menos es un lujo que el proletariado no puede darse. Para que un negocio de alimentos y bebidas pueda vender alcohol debe cumplir unos caprichosos designios de urbanistas, burócratas de salubridad y legisladores que hacen de la venta del alcohol un privilegio.

Supongo que la hipocresía todo lo hace rentable, como la ley seca mexicana en fiestas de guardar, como si la gente no se las ingeniera para conseguir sus licores. Cuando podría ser tan natural, sentarse con una espléndida comida mexicana y acompañarla con un buen tequila, una cerveza o lo que sea, a la hora que venga en gana, y sin importar tener una escuela primaria a menos de cien metros, o que falten quince minutos para reincorporarse al trabajo.

Hace unos días volvió a la actualidad internacional el debate de legalizar la venta y el consumo de las drogas, para acabar con las mafias, el negocio y la delincuencia que se genera con el tráfico de ellas. Esta vez la ocurrencia fue a cargo de Felipe González.

Pero quien tiene la última palabra en esto son los urbanistas, burócratas de salubridad y legisladores.

Será cuestión de esperar.

Mientras tanto los viñedos seguirán creciendo. Los jornaleros seguirán vendimiando en septiembre, y las uvas hervirán hasta convertirse en vino del color que sea, para servirse en la mesa de cualquier obrero, que a la hora de comer no perdona su copa llena. Y después marchar al trabajo.

22 sep. 2010

Árbol


Portada / Árbol, mayo de 2010


Árbol


Descripción

Libro de artista, es un formato que permite manipularse para así obtener lo que se quiera ver según las combinaciones de sus páginas.

Todo gira alrededor del árbol, los personajes y objetos interactúan con él, aparecen y desaparecen según se doble o extiendan las páginas.


Datos técnicos

Son 8 páginas hechas con lápiz acuarelable, acuarela y tinta china sobre papel guarro, portada y contraportada de cartón pintada con acrílico, una tarjeta con los datos técnicos del libro. Es ejemplar único.


Argumento

Mi intención es hacer una serie de piezas que permitan al que la vea, poder jugar con ella o dar distintas lecturas según lo manipule. El libro de artista, libro objeto, o sea como sea que se le quiera llamar, facilita esta interacción.

El dibujo está inspirada en un árbol real, que vive en la alameda de Santiago de Compostela, explicaré el motivo. Muy cerca de dicho árbol hay una escultura dedicada a Valle-Inclán (escritor gallego) sentado en un banco viendo la catedral a lo lejos, dicen que ahí le gustaba sentarse y ver la ciudad. Es muy frondoso y alto, nos hemos fotografiado abrazándolo y besándolo, y hemos recibido fotos de otras personas haciendo lo mismo al mismo árbol, además a cualquier persona que se le pregunte si lo ha visto dirá que sí.

Es un árbol que ha sido testigo de muchas generaciones y de muchos cambios sociales de la ciudad de los peregrinos, Santiago de Compostela.


Apertura vertical


Árbol inclinado y semilla


Luna y estrellas


Ficha técnica


Detalle


Detalle


Árbol con raíces


Detalle de las raíces


Volador, ramas y mujer tapada con rebozo


Mujer y raíces


Mujer y semilla


Detalle


Formato vertical, con hombre volador


Mono rojo entre el árbol y mujer


Árbol y mono rojo


Ramas, mono rojo y mujer


Extendido hacia el lado femenino


Extendido hacia el lado femenino, semilla y raíces


Árbol, mono rojo, mujer, raíces, semilla y cielo


Detalle

Detalle de árbol


Detalla de árbol, raíces, barco y camisa de rayas


Árbol, cubo de agua y camisa tendida


Volando


Detalle


Árbol total


Libro extendido


Libro desdoblado en cruz


Detalle


Detalle


Contraportada y firma

15 sep. 2010

Bicentenario con mole poblano

Tinta de chopo con tinta china sobre papel


Hoy se celebra una de las fiestas más importantes en México, la que conmemora la independencia de nuestro país, hace doscientos años.

En varias ciudades no habrá festejos masivos, por miedo a que haya un atentado, como hace algunos años en Morelia. Han recomendado verlo en la televisión.

El bicentenario de la independencia se celebra días después de que Hillary Clinton hiciera unas declaraciones poco afortunadas y simplistas sobre la situación violenta de su vecino país.

Las declaraciones de doña Hillary y las del churrero que viene a Villagarcía
tocaron fibras sensibles. No es broma. Por un infortunio me lo topé y escuché lo que decía, cito textualmente: - ¡Bueno! ¿Y ustedes qué comen allá? no es como aquí, aquí hay la mejor carne, el churrasco, los mejores centollos, almejas, camarones...- Esto se lo dijo a un amigo ecuatoriano y a mí.

Le di muchas vueltas en mi cabeza a las palabras del churrero, porque no entiendo ese afán de poner una cultura sobre la otra, una costumbre sobre la otra, o decir cosas que francamente son disparates y quedarse tan tranquilos, tanto Hillary como el churrero.

Entonces respondí en mi cabeza a la pregunta de qué comemos allá, y pensé en una de mis comidas favoritas: el mole poblano.

Considero que es una respuesta contundente, el mole poblano es una maravillosa receta mexicana que fusiona ingredientes regionales y europeos, que debe elaborarse con mucha paciencia y organización, e implica una rigurosa selección de especias, con un excesivo cuidado de los tiempos de cocción. Es una comida que si quieres tenerla lista a las dos de la tarde, seguramente tendrás que comenzar a las siete de la mañana o incluso el día anterior, y que te dejará la cocina patas arriba y además tendrás que recurrir a todas las tarteras, cazuelas y sartenes de casa para concluirla con éxito. Generalmente se hace en equipo por el excesivo trabajo que implica elaborarla.

Incluso cuando ya terminaste de prepararlo, aún queda bastante por hacer porque servirlo es todo un proceso ya que hay que colocar el pollo con el mole en el plato, los frijoles y el arroz. Al mole hay que darle el toque final con semillas de ajonjolí, a los frijoles colocarles el queso y los totopos, junto a ellos hacer espacio para el arroz, y no olvidar tener las tortillas calientes y recién hechas para acompañarlo.

En mi opinión, el mole poblano representa la creatividad, picardía, evolución, e inteligencia de la mente del ser humano, en este caso usando una receta mexicana como ejemplo, además representa la destreza manual y perseverancia de un pueblo. Su sabor dulce pero a la vez picante, nos puede hablar de la realidad de un país, como muchos en latinoámerica, de contrastes pero no por ello hay que descalificarlo, más bien comprenderlo, o al menos intentarlo, y en el camino mejorar lo mejorable.

Supongo que al churrero le quedará claro lo que comemos allá y a Hillary que todo un pueblo, y que todo un país, es muchas más cosas, que muertos, ahorcados, narcos y droga.

Por cierto, olvidé decir que el mole poblano suele prepararse cuando hay fiesta, así como hoy, que es día del grito de Independencia.




Nota El Bicentenario más triste de América, periódico el País.


Pollo con mole Poblano


Ingredientes:

2 kilos de pollo con piel (en piezas)
2 cucharadas de semillas de ajonjolí tostadas
Arroz blanco como acompañante
Sal y Pimienta negra molida

Para el Mole Poblano

9 Mulato Chiles
7 Pasilla Chiles
6 Ancho Chiles
1 taza más 9 cucharadas de aceite vegetal
4 a 5 tomatillos pelados y cocinados hasta que estén suaves
5 clavos
20 granos de pimienta negra
1palito de canela de 4cm
1 cucharaditas de semillas de chile tostadas
8 cucharadas de semillas de ajonjolí tostadas
4 cabezas de ajo
3 cucharadas de pasas
¼ de taza de semillas de calabaza
2 tortillas de maíz cortadas
3 canillas (pan francés) cortadas en ruedas de 3 cm.
6 a 7 tazas de caldo de pollo
50 gramos de chocolate mexicano

Preparación:

Primero: Sazonar el pollo con sal y pimienta.

Segundo: Cocinar el pollo en abundante agua, una vez este listo, sacar el pollo y reservar el caldo.


Tercero: Preparar el Mole Poblano
.

Paso 1: Limpiar los chiles quitándoles las semillas (reservar una cucharadita).

Paso 2: Freír los chiles en media tasa de aceite hasta que este crujientes pero no quemados y retirar
.

Paso 3: Remojar los chiles en agua caliente por 30 minutos.

Paso 4: Hacer una pasta con los chiles utilizando parte del agua del remojo.

Paso 5: Triturar la pimienta, la canela, los clavos y la semillas de chile.

Paso 6: Licuar los tomatillos con el ajo, agregar las especies trituradas y reservar.

Paso 7: En una sartén freír y retirar con una espumadera los siguiente ingrediente (sin mezclarlos) las pasitas hasta que inflen, las almendras hasta dorar, las semillas de calabaza, las tortillas y el pan (Agregar mas aceite de ser necesario).

Paso 8: Agregar los ingredientes fritos a la salsa de tomatillo y licuar. (utilizar caldo de pollo para mantener la consistencia de una salsa)
.

Paso 9: En un caldero bien grande cocinar en media tasa de aceite la pasta de chile por unos 15 minutos y bajar el fuego.

Paso 10: Agregar al caldero con la pasta de chile la salsa de tomatillo y el chocolate y cocinar por 15 minutos a fuego alto.

Paso 11: Agregar el resto del caldo de pollo y cocinar a fuego lento por 45 minutos.

Paso 12: En los últimos 15 minutos agregar el pollo al caldero.
Servir con arroz blanco y decorar con semilla de ajonjolí.

Enviado por: Guillermo Díaz a la página guiaderecetas


Historía del mole poblano

10 sep. 2010

Llamarada de pETAte

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

Nuevamente, por tercera vez en esta década, ETA lanza otra "llamarada de petate**"* con un vídeo que deja mucho que desear, donde habla de dejar las armas e iniciar un nuevo periodo de participación democrática. El asunto es que como en el cuento de Pedro y el lobo, ya nadie le cree.

Una de las veces anteriores que habló de tregua fue cuando explotó la bomba de la T4.

Justo esto es lo que me impresionó. Vi un vídeo en donde se apreciaba claramente como iba un grupo de viajeros rumbo al estacionamiento del aeropuerto, cuando explota la bomba y quedan rebozados de polvo, se agachan e incorporan para correr en la dirección contraria. Gente inocente que estaba en el lugar equivocado en el momento menos afortunado. Como esa gente hay mucha más que no corrió con la suerte de salir con vida, ETA ha matado a tanta gente inocente intentando conseguir algo, que a estas alturas de la historia, y sobre todo de la historia democrática de Europa, resulta absurdo conseguirlo de esa forma. Es como un gran berrinche de chavales que saben fabricar bombas.

El País Vasco es en comparación con las otras comunidades autónomas españolas de las que más autonomía tiene, más independencia. Y esto lo ha ganado desde muchos frentes. Pero hace más de treinta años que en España se negocian las cosas, con política, con diálogo, con argumentos, no a balazos y bombazos.

Un país como este que ha logrado, a mi manera de ver, incluir, sumar y darle su lugar de honor a cada universo que lo habita. Ha sabido integrar a todos los pueblos en un gran pueblo. Los gallegos pueden ejercer su idioma, sus fiestas, sus costumbres, los andaluces pueden darle todo el calor y color que los caracteriza a sus tierras, los catalanes pueden engrasar la maquinaria de su gran Cataluña, en fin, cada una de las regiones aporta con orgullo y se suma a este país.

Estas llamaradas de petate de ETA, deberían estar acompañadas de una disculpa del tamaño de treinta años, con arrepentimiento de la misma intensidad como el sufrimiento que han ocasionado, y entonces así tal vez se asome la poca humanidad que les queda.



* "Llamarada de petate": Significa que una emoción o evento generalmente positivo pasó demasiado rápido y con intensidad; por ejemplo: "el amor entre ellos fue pura llamarada de petate", es decir, que fue muy intenso pero paso muy rápido. La razón es que el petate arde muy bonito cuando se quema, pero se quema rápido y tarda muy poco en terminarse la llama. (Wikipedia)

** Petate:
Estera de palma, que se usa en los países cálidos para dormir sobre ella (RAE)

3 sep. 2010

Patada a la Sarkozy

Tinta de chopo con tinta china sobre papel


Como era de suponerse, los sutiles métodos de expulsión de inmigrantes se han embrutecido y obviado al punto de ser una descarada patada, y expulsar de inmediato y directamente a la gente no deseada, en este caso los gitanos residentes en campamentos en las afueras de París.


El gobierno de Nicolas Sarkozy se las ha apañado para expulsar a ciudadanos europeos de su territorio, usando los entresijos de la ley y aplicando una dudosa interpretación del derecho de libre tránsito de los ciudadanos europeos por los países pertenecientes a la UE, y ha logrado expulsar a casi mil personas de nacionalidad rumana en tan sólo un par de semanas.

Las limpiezas étnicas siempre atraen votos, distraen de los verdaderos problemas y encauzan los odios, esto está más que demostrado. Diversas instituciones oficiales que velan por los derechos humanos han condenado al gobierno francés, además de pedirle explicaciones. Pero el lío burocrático como siempre permitirá que se salgan con la suya.

Las expulsiones a patadas tienen muchos matices y variantes, por ejemplo, hay países que expulsan a sus propios ciudadanos impidiéndoles el acceso a la educación, a la formación o a una aceptable calidad de vida. También los hay, que llevan viviendo revoluciones de cien años y que expulsan a su población rural al país vecino. O los que expulsan sin ton ni son, lo más lejos que se puede, para que así, los que intenten regresar tarden un poco más en hacerlo.

Pero hay otros con métodos más eficientes y definitivos, si entras no te pateo, mejor te mato, de esta manera es uno menos y sirve de ejemplo.