19 jul. 2016

El ermitaño marakame


La carta 9 del tarot es el Ermitaño, fue la que tocó pintar el año pasado. La carta representa la espiritualidad. Mi intención fue representar al espíritu humano que brilla a partir de observar el medio que nos rodea, de comprender al mundo, de fluir con y en él. Por eso hice la analogía con los Marakames huicholes.


Usé elementos como el bastón de mando del marakame, que al mismo tiempo es una rama de árbol "domesticada", una extensión orgánica del propio cuerpo.

La luz que ilumina el camino es un estrella, como en el principio de los tiempos.  

Los peyotes custodian el camino, o viceversa, eso solo lo saben ellos 

Y no podía faltar el poderoso venado, el guía de todos nosotros.


El ermitaño marakame fundido con el universo.

8 jul. 2016

Las vigas de la Anuqueira

La Anuqueira es una aldea que pertenece a Sobrado en Galicia, muy cerca del centro geográfico de este pequeño país. Es un sitio idílico, con campos y bosques verdes, muy verdes y en ocasiones blancos, cuando es invierno.



En esta casa y terrenos de los antepasados de unos primos de Marta, pusieron una hamaca traída desde México. Para colocarla emplearon unas vigas antiguas de madera.


Entonces uno de los primos, nos pidió que pintáramos las vigas de madera. Yo pinté un cubo de agua al que le brotan mariposas de colores, las mariposas amarillas son en recuerdo de García Márquez y las violeta-rosas en recuerdo de Alejandra, una niña - joven que conocimos Marta y yo cuando pintamos los murales del CHUS. Alejandra ya murió.

Marta pintó hojas y flores del fresal, pintó fresas y muchas gotas de agua. Las fresas se dan en verano, y las hamacas también, por lo menos aquí en Galicia. Sobra decir que las gotas pintadas hacen referencia a la eterna lluvia gallega.

Pues eso, pintamos palos :-)







21 jun. 2016

Cuidas a tus plantas


Mi abuela salía a la cochera todas las mañanas, cortaba las hierbas secas, quitaba las ramitas que sobraban, regaba las plantas de las macetas y la jardinera. Barría el suelo de la cochera, la banqueta (acera) y la calle.

Ahí la gente barre sus banquetas (aceras) y sus cachitos de calle. Entonces comenzaba el petricor sin necesidad de la lluvia.

Aromas, sonidos y movimientos. Todo se convertía en una danza que recuerdo muy a menudo.


Por eso pinté así a mi abuela como una elegantísima jardinera. Cuidando sus nueve macetas. Ella sabe por qué son nueve.


La ilustración la hice para su invitación de 90 cumpleaños.

Fue una tarjeta con portada, contraportada y en el interior la invitación al evento y un poema escrito por mi abuela.



Así es la ilustración original, que evidentemente la enmarcamos, y Marthazul y yo le dimos de regalo de cumple.


7 jun. 2016

No hacemos logos... Bueno, a veces

Marthazul y yo no hacemos logos... Bueno, a veces.

Una amiga nos pidió un par de logos para su proyecto de Yoga para Mamás y bebés y Prenatal.

Dándole unas cuantas vueltas con el lápiz, llegamos a dos conclusiones que fueran sintéticas pero que siguieran pareciendo dibujos y que conservaran los trazos a mano.


Débora se encargó de diseñar sus tarjetas y su publicidad. Nos gustó mucho cómo quedaron los logotipos en todo lo que imprimió. 




4 jun. 2016

Tres meses pintando un cuadro

He terminado un cuadro que me encargaron hace algunos meses. Era un retrato de un señor que cumplió 60 años. Hay algunas curiosidades sobre este encargo. Primero que nada es que no conozco personalmente ni al retratado ni a quien me lo encargó. Toda la comunicación fue vía email.

Así que hubo muchos emails de por medio, con preguntas y respuestas, con fotos, con anécdotas. Y todo me llevaba a necesitar saber más datos. Detalles pequeñitos del tamaño de unas sandalias o grandes como un carballo.

Por eso tuve que hacer algunos paseos para buscar carballos, colores de cielo, colores de mar y la arquitectura de los veleros.


Hice muchos bocetos, y el que me convenció fue al que le puse color digital para darme una idea cromática general. Luego lo tracé sobre el plástico del lienzo, para ver si encajaba correctamente.

Puse el horizonte (medido y nivelado para que quedara en su sitio), manché el cielo, manché el mar. Y coloqué, usando negativos de papel, los dos elementos principales, los que dominarían la composición. 


Y día tras día fui añadiendo detalles, historias dentro de las historias, necesité muchísimas fotos, unas que me mandaron, otras que yo hice y otras tantas de internet. 

Aprendí sobre barcos, sobre algas, sobre cañas de pescar, sobre vinos, sobre libros, sobre diseños de vestidos, sobre los Tarahumaras...


Lo firmé el miércoles 1 de junio de 2016.

Así trabajo, y así trabajamos muchxs pintorxs e ilustradorxs. Con cuidado, con sentido y mimo. Como cualquier otra profesión.

Detrás de cada pintura, ilustración, foto, dibujo, canción, poema, cuento, escultura, hay mucho más de lo que ves, lees o escuchas. Ese es su valor.

Si quieres que pinte o te pinte, ya sabes dónde buscarme.

8 may. 2016

Ilustramarciana

La Ilustramarciana es la encargada de colorear los planetas, organizar y distribuir los colores. Ha creado y resuelto su espacio, cada pedacito de su universo tiene un sentido, es coherente con su vida.

Crece y gravita a su ritmo, como una plantita, según sea su relación con el medio. 


La Ilustramarciana ya ha visto su retrato. Y le gustó.









26 feb. 2016

Mar adentro


Mar adentro

Mar adentro,
mar adentro.

Y en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños
se juntan dos voluntades
para cumplir un deseo.

Un beso enciende la vida
con un relámpago y un trueno
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo,
es como penetrar al centro del universo.

El abrazo más pueril
y el más puro de los besos
hasta vernos reducidos
en un único deseo.

Tu mirada y mi mirada
como un eco repitiendo, sin palabras
'más adentro', 'más adentro'
hasta el más allá del todo
por la sangre y por los huesos.

Pero me despierto siempre
y siempre quiero estar muerto,
para seguir con mi boca
enredada en tus cabellos.




La obra de Ramón Sampedro me conmueve, y sobre todo el poema de "Mar adentro", es bellísimo, es aromático, frío, atlántico, desgarrador y luminoso. 

Cada vez que vuelvo a ver la película que hizo Amenábar sobre Sampedro, la entiendo y me asombra más.


 "Yo pienso que un amigo, si es amigo, no me impondría nunca sus convicciones por encima de las mías, porque entonces no habría respeto y amistad, sino dominación". 




5 feb. 2016

La garza, la mujer y la ballena

El río del Con es misterioso y emocionante. Atraviesa el pueblo con dignidad, y es el hilo vibrante que llena de melodías al pueblo, como una cuerda de guitarra eléctrica. 

Hay días en los que puedes ver a una bellísima y joven pareja haciendo el amor, o una carrera de carritos del supermercado flotando. Hay peces pequeños, peces gigantes, patos de todos los colores. Alcaldes mirones, políticxs ineptos, socialistas vendidos por un sueldo.  

En ocasiones hay basura, o fluidos extraños de fábricas cercanas. Hay días en que es cristalino, y puedes ver hasta la más pequeña piedra del fondo.

Antes había muchos reflejos de árboles, ahora no, porque como siempre, se acuerdan de ellos cuando están enfermos, o a punto de caer, y lo solucionan cortándolos.

El río del Con es impredecible, y desde hace meses tiene nuevos habitantes: cormoranes y garzas enormes, graciosas y libres. 

Yo sigo a la espera de que llegue La ballena.

Si te gusta y lo quieres en este enlace lo puedes comprar.





La garza, la mujer y la ballena. Acrílico sobre madera, 30 x 30cm. Augusto Metztli, invierno del 2015.