20 may. 2017

Días y Flores, Huracanes y Aerolitos

Cartel y postales de la exposición "Días y Flores, Huracanes y Aerolitos".

De qué va la exposición, lo explico en palabras de Silvio Rodríguez:

Será que a la más profunda alegría
me habrá seguido la rabia ese día,
la rabia simple del hombre silvestre...

la rabia el grito se lo lleva el viento,
la rabia el oro sobre la conciencia,
la rabia —coño— paciencia, paciencia.

La rabia es mi vocación...


La nave de los Monos y Ballena de lluvia en unos de los bellos rincones de "La Esquina".

Mi chancla y la baldosa tan característica y llena de historia.

Desde la ventana

En "La Confiteria-café La Esquina" se inventaron "A Pequeniña" una rica minitarta con historia y que cuenta historias.

Configurando el orden de algunos de los cuadros de pequeño formato.

Minutos antes de que comenzara a tocar y cantar Aldara.

"Esperando en la Azotea" y la introducción a la exposición de "Días y flores, Huracanes y Aerolitos"


"Días y Flores, Huracanes y Aerolitos" es una exposición - venta de mis pinturas más recientes. Son un retrato de lo que pudimos ser y no fuimos, ni seremos. Son pinturas FEMINISTAS, ANARQUISTAS Y ANIMALISTAS. Aquí está el catálogo.




3 abr. 2017

Ballecleta y Balleneta

Ballecleta, acrílico sobre papel, tamaño postal.

Balleneta, acrílico sobre papel, tamaño postal.

Cada año, me parece que  desde el 2009, he participado en "Postales desde el limbo". Me gusta enviar mis postales, porque al pintarlas me divierto y lo paso bien. La Ballecleta y Balleneta son mi colaboración para la edición del 2016.

Hay una ballena Jorobada que recorrió casi 10,000km, sin alas y sin ruedas :-)

22 mar. 2017

El nogal que se hace pasar por ballena

Los árboles, las ballenas, la luna, el café y las algas me encantan. Con los años cada vez aprecio más la sombra de un árbol, beber café al aire libre, ver la luna y el aroma a mar.

La gracia fue esa, pintar todo al mismo tiempo, unas algas terrestres o un árbol marino, eso es decisión de quién lo ve.

Las estrellas de mar hacen constelaciones marinas y las algas siempre danzan al ritmo de las corrientes. Existe un cálculo que dice: un mismo grupo de gotas tarda mil años en volver a pasar por el mismo sitio.

Donde hay barcos de papel, hay sueños

El café siempre con galletas o panecillos, por favor

Si el árbol era una ballena, debía parecerlo


En Puebla entendí que las sillas y las mesas pueden ser de colores


"El nogal que se hace pasar por ballena". Acrílico sobre madera; 30 x 30 cm.


28 feb. 2017

El cafeto habitado


Todo comenzó con el encargo de dos tazas. La idea era regalarle a un afortunado cumpleañero unas tazas especiales, algo original y que conjugara sus dos pasiones: El café y la foto.


Mi idea fue hacer un cafeto habitado y a él mismo sobrevolándolo.


Donde habitamos siempre hay un sofá rojo, una lámpara y muchos utensilios de cocina apilados...


Y escaleras... 


El cafeto era un cafeto especial porque al comer sus frutos podías volar...



Así quedaron las dos tazas



Y así quedaron las dos ilustraciones.

20 feb. 2017

En 1987 conocí las canciones de Silvio, ahora las pinto

Desde hace años quiero hacer una serie de cuadros de 20 x 20cm dedicados a frases de canciones latinoamericanas, en especial de Silvio Rodríguez, la primera frase es: "La era está pariendo un corazón", así es el boceto de lo que ya estoy pintando...


Casi estoy seguro que fue en 1987 cuando escuché por primera vez a Silvio, por lo menos con conciencia, y "Te doy una canción" fue el primer tema. Junto a Silvio conocí también la música de Pablo Milanés o de Mercedes Sosa.


Las siguiente canciones que también estoy ilustrando son "Días y flores" y "Sueño con serpientes".


Cuando viví en Puebla, y mientras estudiaba durante horas y horas para sacar el último año de bachillerato, escuchaba a Silvio en radio BUAP, la radio universitaria, y lo mejor de lo mejor es que por las tardes había una hora dedicada íntegramente a Silvio, ponían sus canciones, versiones curiosas, grabaciones caseras y contaban anécdotas.

Ahí fue donde conocí la grabación casera de una de sus piezas que más me han impresionado y conmovido, su tetralogía: "Exposición de mujer con sombrero" cuatro canciones que en realidad son como cuatro pinturas, una especie de políptico, la más famosa de ellas es la de "Óleo de mujer con sombrero" pero por fin en su último disco grabó las cuatro, y son maravillosas.





A partir del minuto 18:20 puedes escuchar la tetralogía.

Y con el conjunto de pinturas terminadas, inuguré "Días y Flores, Huracanes y Aerolitos", que es una exposición - venta de mis pinturas más recientes. Son un retrato de lo que pudimos ser y no fuimos, ni seremos. Son pinturas FEMINISTAS, ANARQUISTAS Y ANIMALISTAS. Aquí está el catálogo.

7 feb. 2017

Shinrin-yoku y el canto del Cenzontle


Atahualpa Yupanqui decía: "La guitarra antes fue árbol, y en el árbol cantaban los pájaros, antes de ser guitarra ya sabía la madera del canto".

Esa fue la razón por la que pinté un Cenzontle, arriba del árbol, y lo hice como lo representaban Los Purepechas. Ese árbol no sé si será guitarra, pero como si lo fuera.



Hace unos años supe que esa maravillosa sensación que sentimos al pasear entre los árboles, se llama Shinrin-yoku, es algo así como un baño de bosque, y resulta que es muy bueno para la salud.


Propiamente es un baño de carballo, un árbol muy gallego y que últimamente he pintado mucho.


El cuadro lo hice con la intención de convertirlo en postales, quedó una especie de díptico de postales, donde una es horizontal y la otra vertical.


Las postales fueron recompensas de Verkami del proyecto de Besos de árbol de Marthazul y ahora se pueden comprar en la web para apoyar en el apartado de "tienda" del mismo blog.

Para estar cerca de los árboles mejor descalzo.

Shinrin-yoku y el canto del Cenzontle, acrílico sobre tela.



26 ene. 2017

O teu camiño


O teu camiño es una pintura que nos encargaron a Marthazul y a mi, para una futura graduada de Historia del Arte. 

Decidimos hacerle una pintura que al mismo tiempo fuera una especie de libro desplegable, con una línea del tiempo de la que surgiera o brotaran algunos de sus gustos y vivencias, con los buenos deseos hacia ella de la gente que le rodea.


Para trabajarla hicimos una línea multicolor con espátula y pintura.


Poco a poco, fuimos haciendo brotar todos los elementos de la composición, de su historia.


Los símbolos le pertenecen a la caminante. El libro es y será el que ella se escriba.






Como cualquier libro, debía tener una portada y eso hicimos.




O TEU CAMIÑO lo abres tú...