23 may. 2007

Momo sobre la habitación


Momo sobre la habitación se titula este cuadro, no estoy muy seguro de por qué Momo es la retratada, debo confesar que no la quiero tanto, prefiero a Luna, mi perrita, y a pesar del maravilloso nombre que tiene esa gatita, en ocasiones la odio; porque se sube a donde no debe , porque cuando tiene hambre me exige comida, porque cuando quiero cariño - no me pela - porque no tiene que ir a trabajar, ni tiene horarios, ni responsabilidades (a parte de mantenerse viva), porque es blanca, porque puede subirse hasta lo más alto, más vertiginoso, irse cuando quiera, porque parece que no me quiere, porque puede ver tanta gente que ya no está a mi lado y no extrañar a nadie, porque no se baña, porque es egoista, porque puede trepar una barda y ver más cerca el cielo. Pero creo que la odio porque nos parecemos, porque seguramente todo lo que veo en ella, lo veo en mi.

Está sobre mi habitación, porque yo estoy viéndola desde afuera y la habitación está sola, es de día y está sola - lo se -, el cielo está solo sin nubes, es la hora en que si no te duermes empiezas a extrañar o a pedirte explicaciones y recuerdas cuando inició la vida de esa gatita, en que momento de la tuya.

Todo lo que ve Momo, lo olvida, solo recuerda lo necesario para vivir, creo que yo también y no me parece lo mejor.

Asi que trepemos sobre la habitación, veamos desde ahi el recorrido y continuemos con la mejor dirección.

No hay comentarios.: