22 may. 2007

De tus ojito me queda el preludio del ON


Si tres segundos, que es el tiempo que una hoja tarda en caer del árbol pueden explicar, el universo, el ser humano, el espíritu y la misma hoja; que no se podrá descubrir en tres segundo de ver los ojos de alguién, percibir su aroma, ver su espalda a la distancia, escuharla, ver como caen sus lágrimas por las mejillas, mirarte en el espejo e intentar.

Pero cuando puedes cerrar los ojosy recordar todo lo anterior, lo que viste, lo que oliste, lo que se fué. Seguramente es tuyo, te pertenece y le perteneces a la hoja del árbol, caes junto a ella durante tres segundos.

Abre y cierra los ojos, no hay mucha diferencia.

No hay comentarios.: