13 feb. 2015

Ciento treinta mil

Una mancha de sangre real, reproducida 130.000 veces en blanco y negro sobre papel, a escala original, equivale a decenas y decenas de tarjetas, más de 100. Cada tarjeta contiene 900 manchas.

Este proyecto lo hice para la Bienal de Monterrey y finalmente fui descalificado, por presentar solo una propuesta.

Es una caja de cartón, como si fuera un ataúd, cerrada con cuerda, como las que usan los narcos y criminales para exhibir los cadáveres de inocentes, de ajusticiados o de otros narcos rivales. Sobre la superficie, se puede sentir con el tacto una mancha de sangre tatuada.


Todas las tarjetas con las machas de sangre impresas, hasta juntar 130.000. Un terrible rastro de sangre, rastro de muerte.


Abres la caja, sientes el rojo, y lees: "130.000 gotas de sangre, tantas como los muertos que ha dejado el narcotráfico en México".


Páginas y páginas que cuentan un relato de violencia y sufrimiento.

130.000, número terrible, número maldito, número real, cientos de miles de vidas humanas.


No hay comentarios.: