28 ago. 2013

La historia de una gota en el CHUS de Santiago de Compostela


"La historia de una gota" es el título e hilo conductor de los murales que hicimos el año pasado para la fundación Andrea. Este mural forma parte de una serie de intervenciones que hizo la fundación para dulcificar espacios del complejo hospitalario. A nosotros nos tocó pintar la sala de juegos del área de hospitalización de pediatría, en el Centro Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, más conocido como CHUS.




                            
Algunas vistas generales de la sala de juegos, con los murales terminados y totalmente equipada con mobiliario nuevo.


La temática del mural es vitalista y cíclica, por eso empleamos el ciclo del agua, que junto con la luz, son los que nos colorean el mundo. Así que eso hicimos: llenamos de color y sabor, dulcificamos su espacio con todas nuestras fuerzas. 

Hay mucho movimiento y buenos deseos en las paredes.

Recapitulando, a un año de distancia de que lo pintamos, sabemos que ha gustado mucho, que los padres, niños y personal se sienten cómodos en el espacio y que les gusta mucho. Así que objetivo alcanzado.

Nosotros disfrutamos mucho el trabajo, nos encantó sumergirnos en el transcurrir cotidiano del hospital y ver que todos desde nuestra trinchera perseguimos el mismo objetivo, la vida plena y feliz.




Esta serie de frutas sobre telas en forma de pequeños montículos  es una idea que Marthazul lleva trabajando durante varios años, y aquí pudo desarrollarla libremente y con un bellísimo resultado.







Dicen que una gota de agua tarda mil años en volver a pasar por el mismo sitio...



Nubes, mar y lluvia



En este árbol hay un huevo, que será por siempre huevo. Sara (una niña que conocimos ahí) y su madre aún nos siguen preguntando por el pollito...



No hay comentarios.: