21 jul. 2010

Libres y volando

Tinta china con tinta de chopo sobre papel


Han liberado a 52 presos de conciencia cubanos, el resto que son más de 60 no podrán hacerlo por ser considerados "no pacíficos". Durante meses de gestiones y de reclamos, con huelgas de hambre en diversos rincones del planeta, las más mediáticas la de Fariñas y la de Orlando Zapata que murió por este motivo, con una gran actividad de las damas de blanco, blogueros, la iglesia católica, ministros de diversos países y presidentes de Latinoamérica y de Europa. Consiguieron que cedieran los hermanos Castro, algunos de estos presos, vivirán en España.

Una de las condiciones fundamentales que piden estos hombres es poder regresar a su país o incluso quedarse en él. Parece que sí podrán hacerlo.


Muchos lo han tomado como un gesto esperanzador y otros como el preludio de un cambio radical. Sea como sea se veía venir, en este mundo global, conectado y tan inmediato, en crisis y con un capitalismo feroz del que todos somos parte. Con mercados y agencias de calificación que tienen mucho poder ya casi no queda espacio, ni para el socialismo, ni para nada. Únicamente confianza en las deudas, luchas por bonos, por acciones, inversiones y un largo etcétera.

Estos hombres libres podrán trabajar ocho horas y ganar un salario, o marear a los turistas en Cuba y ganar mucho más dinero, vivir en otro país y empezar de nuevo, hacer resistencia, disidencia, ir contra Castro desde nuevos frentes, pedir cambios en Cuba gritando desde muy lejos, escribir un libro y venderlo a una editorial, componer canciones y hacer conciertos, son hombres libres de cuerpo, alma, espíritu y pensamiento. Podrán elegir lo que se les de la gana elegir.
Esa es la diferencia.


El País, Cuba ahora o nunca

No hay comentarios.: