20 abr. 2010

La niña del hiyab

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

Durante muchos años que pude dedicarme a dar clases aprendí algo fundamental, y es que en el proceso educativo intervienen tantos factores imprevisibles como individuos sean los que se educan, pero uno de lo factores más importantes para lograr la correcta transmisión de los conocimientos y su posterior aplicación en la vida, es la flexibilidad; para ser flexible se requiere mucho sentido común.

Una anécdota de cómo la flexibilidad es fundamental en la educación me la contó un amigo: estaban los niños de 1º de secundaría (aquí en España sería primero de la ESO) haciendo el examen de adición de ángulos todos sentados con sus sillas alineadas una tras de otra y el profesor al frente, una disposición común para hacer exámenes y evitar que se puedan copiar; el profesor repartió los exámenes y a continuación indicó que sólo podían usar sus lápices, regla y transportador para resolverlo. Comenzaron los alumnos a hacer la evaluación de algo tan abstracto como sumar ángulos, el profesor vigilaba atento a cada uno de sus pupilos, cuando reparó en que uno de ellos miraba con mucha atención su reloj de manecillas, lo manipulaba, le daba vueltas y vueltas a las manecillas, entonces se acercó al niño y le preguntó por qué jugaba con su reloj si estaban en examen, entonces él le explicó que estaba usando las manecillas del reloj para simular las líneas, y que según requería sumar los ángulos unos con otros él las manipulaba para obtener el resultado. En ese momento el profesor le retiró el examen y le dijo que podía salir del aula, que tenía un diez (sobresaliente) y que no tenía sentido continuar con el examen porque ya había demostrado el dominio del tema. El profesor al iniciar el examen, indicó las herramientas que sólo se podían usar para resolverlo, fue muy claro y especifico, el alumno claramente faltó a una de las normas, pues el profesor no indicó en ningún momento el uso de un reloj de manecillas para resolverlo, no obstante el profesor utilizó su basta experiencia, conocimientos, sentido común y criterio para hacer una excepción de las normas, en pos de continuar alimentando la habilidad del alumno a resolver problemas de manera creativa y práctica, además que estaba claro que el alumno dominaba la adición de los ángulos al tener la capacidad de algo que es abstracto trasladarlo a la realidad.

Con este ejemplo quiero comparar la actitud del consejo educativo que en lugar de hacer una excepción en el reglamento del Instituto Camilo José Sela de Pozuelo de Alarcón de Madrid, en el apartado que prohibe al alumno entrar al Instituto con cualquier cosa que le cubra la cabeza, y permitir entrar a Najwa con el hiyab. Porque una niña con 16 años si decide ponerse el hiyab de manera voluntaria: "Llevo el pañuelo porque me gusta, por sumisión a mi Dios", dice Najwa, está usando su criterio, buscando su identidad, sumándose a un movimiento mundial que reivindica el papel de la mujer en el Islam o sencillamente en sus palabras, sumisión a su dios. No es entonces sólo una cuestión religiosa, sino también de identidad, de integración, de conocimiento y de iniciativa. Lo que me parece lamentable es que una actitud que transgrede un reglamento (arbitrario) no pueda llegar a un consenso, a un excepción o a un actitud constructiva, entre la niña, los alumnos, los profesores y directivos, usar las herramientas de la educación para resolverlo. No recursos que recuerdan más a un reclusorio o a la disciplina del ejército o de academia de policía que a una escuela. La mantuvieron apartada varios días sola en un aula, y sólo le permitían la entrada a sus profesores para llevarle los deberes. Ante una situación nueva, no puedes alejar o recluir a lo desconocido o diferente, debes de construir la solución así como construyes el conocimiento.

Creo que con determinar que Najwa deba elegir entre cambiar de instituto para poder usar el hiyab o quitárselo y permanecer en el Instituto Camilo José Sela, se perdieron la gran oportunidad de formar y educar construyendo, comprendiendo y no determinando, excluyendo o apartando.

Le dedico mi dibujo de esta semana a Najwa porque luchó y seguirá luchando según sus compañeras por su convicción. Obedezca a cualquier criterio, ella lo decidió así y está enfrentando las consecuencias de sus actos de manera digna.


Notas de periódicos sobre el tema:


http://www.publico.es/espana/306769/nina/expulsada/llevar/hiyab/sufre/depresion

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Consejo/Escolar/colegio/Pozuelo/decide/mantener/reglamento/prohibe/uso/velo/islamico/elpepusoc/20100420elpepusoc_2/Tes

No hay comentarios.: