23 jun. 2008

El árbol de la vida



En la distancia y en este nuevo sitio donde me veo, reflejo e intento con Marta; comienzo a recordar con nostalgia -no con zozobra ni arrepentimiento-, solo recordar de manera memorable. Y de tanto recordar y querer seguir presente en la distancia con la gente que amo, y con la que nos devolvemos reflejos, pinté este cuadro. Se llama árbol de la vida y justo es eso, mi vida.

Es un cuadro que hice con todo mi cariño para la gente que quiero, que extraño y con la que estoy y me hace agradecer la vida.

Por un cuento de mi papá titulado el niño de la luna, fue que me puse (pusieron) Metztli, Luna en nahuatl.


El vientre, origen y fin de todo lo que existe, el lugar de vuelta.

Para estar cómo y con quién debía estar fue necesario volar y cruzar el mar, seguir intentando la vida juntos y empacharse de la belleza de las gerberas, en un hogar de tiempo y tiempos


Para todos los amigos que cuidé, me cuidaron y cuidamos todo lo que nos fue común

Para mi padre, el poeta Anastasio que me enseño que la hierba debe ir en la ventana y que lo importante es ir tras tus sueños

Para mi madre, gran mujer que no para ni la paran, que como todas las madres es la que primero nos enseña cómo mirar el mundo.


Azulilla con sus momentos de luz y mi eterno gracias por todo lo que me ha enseñado a ver y sentir. La más hermosa niña, mi niña chapulín

Para la mamá de Azul que nació cantando, bailando y haciendo música

La muerte, fin y origen de todo lo que existe, y un corazón en segunda persona, que es donde podemos existir después de muertos.


Las pequeñas o grandes heridas -cada quién- para saber o recordar que seguimos aquí


El rosario de mi abuela (Mamácoco), con su inmensa fe en Dios y San Judas Tadeo, la poesía y la música de mi abuelo. Las tardes inolvidables de historia de un amor cantada a dueto por ellos


Mi bisabuelo Mundo de oficio zapatero que cuidó a mi abuela, a mis padres y a mis tíos, que los alimentó y educó con amor. Mi familia con raíces cholultecas y tlaxcaltecas, trabajadores y luchones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

quE DE todos Los Arboles nazca la mejor de tus vidas.