5 sep. 2007

Sin tìtulo


…Cuando él tocaba “María Cristina” en su dulzaina (está hablando de su abuelo), yo era un niño lleno de futuro; cuando la oí de nuevo en el parque, ya era un hombre lleno de pasado. Sumando lo uno y lo otro el resultado da igual: yo, la misma mísera cuenta. Álgebra elemental, de la que aprendí en la secundaria. El futuro todo está en el pasado, y la absoluta tristeza en la absoluta felicidad.


Los días azules, Fernando Vallejo


Después de leer esto solo pude pensar en mi abuelo y mi abuela, él tocando el piano y ella cantando, es la historía de un amor…cualquier día a cualquier hora.

1 comentario:

Anónimo dijo...

... y pronto, los días más azules de lo que crees...