28 may. 2007

Martha y el trópico


Este es el último cuadro de la exposisición (todo lo demás que no ves), siento raro subirlo porque ya no tendré mas que subir, asi que habrá que ponerse a chambear, con la pintura de Martha y el trópico ,intenté utilizar nuevos colores (nuevos para mi , -claro- ) y comunicar ese misterioso mundo en el que vivimos, de brujos, mal de ojo, la muerte amiga y compañera del viaje, de colores brillantes hasta la madre, de la luz tan nitida que lástima los ojos con su claridad, con amaneceres espectaculares, aromas inolvidables, de la maravillosa palabra chingar del verbo chingar, todo lo que digo sinceramente no lo habia revalorado hasta saber que para Martha fue curativa su estancia en México, y quisiera sentir eso y conmoverme con cada sonido o imagen desprendida de la realidad Tapatía, con toda está exposición aprendi que hay mucho que aprender, perdoné un poquito a mi lado masculino y comencé a guardar el dolor y usarlo como herramienta, no como fin, a estimar la distancía entre la gente a vivir sin esperanza y con ilusión al mismo tiempo, pero lo mas importante que me dejó ver todo lo demas que no veo (siendo un poquito exagerado, realmente falta muchísimo que ver), que ver importa mientras no se pireda detalle de la película que se proyecta en el presente en la sala del cine, donde acabo de comprar boleto y está a punto de iniciar la función, mi función.
Gracias por verla.

1 comentario:

MARTHAZUL dijo...

Muchas gracias por todo esto y más... Espero me puedas seguir pintando más allá del trópico... gracias de mil colores (brillantes hasta la madre ;-) ... besos de luz azul, Martha.