2 jul. 2014

Los cabezudos se van

Los cabezudos se van, acrílico sobre tela.

Yo no conocía a los cabezudos, la primera vez que los vi, fue en una fiesta en un pueblito pesquero aquí en Galicia, me hicieron mucha gracia, cabezas enormes con patas paseando alegremente. Tiempo después, de regreso a casa, vi como los cabezudos, se quitaban sus disfraces y se subían a sus respectivos coches. La magia terminó.

No hay comentarios.: