5 ene. 2011

Dos mil once

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

El nuevo año, viene lleno de todos aquellos sueños que no se cumplieron el año anterior o en lo que va de vida.

Ojalá que al ir recorriendo el telón del futuro, descubramos todo aquello que anhelamos.

Pero también deseo descubrir que los ahorcados, ensangrentados y violentos titulares de los periódicos mexicanos desaparezcan o mínimo ya no sean tan frecuentes, que los chorizos del PP se frían y se los coma en tapitas el polifacético González Pons, que ambas Coreas abran los ojos y se den cuenta de que parecen reflejos en un espejo; que dejen de machacar a ZP, ya que Rajoy no tendría los huevos de estar en su lugar. Ojalá que se siga filtrando todo aquello que ponga en tela de juicio las versiones oficiales. Espero que el pesimismo se vaya del rostro de la gente. Y muchas, muchas cosas más...

Pero recordar que todos, de una u otra manera, somos responsables de lo que habrá detrás del telón del futuro.

4 comentarios:

Penélope Sierra dijo...

Un mundo que no condicione a las emociones, que no venda más almas, ni manche más nombres.

Yo, te dejo un beso.

Augusto Metztli dijo...

Hola Penélope, comparto tus deseos, un beso para ti también. Buen inicio de año.

Anónimo dijo...

que pasa flaco, nuestros mejores deseos para ustedes tambien, sabes, acabo de chutarme lo que has escrito y verdaderamente te felicito por esta inusual y sorprendente nueva gracia que estas desarrollando, en especial me gusto "la virgencita", no se, veo un a tendencia muy marcada de Manuel Vicent (que ojala siga siendo de tus escritores favoritos) en todo lo que has escrito, en fin me da mucho gusto seguir viendo que sigues vivo y mas critico que nunca.
El telon del miedo sigue triunfando por aca, solamente porque los malandrines no son tarugos, pero en cuanto se apendejen y se metan con la gente de a pie, se les corre la cortina y van a saber lo que es amar a dios, no te preocupes, no tardan en caer.

Edgar

Augusto Metztli dijo...

Edgar me da gusto que pases a dejarme un comentario.

Efectivamente como dices, Manuel Vicent sigue siendo de mis escritores favoritos.

Pues ojalá se "ataruguen" pronto y los desaparezcan o los metan nuevamente donde estaban.

Los mejores deseos para ustedes.

Un abrazo