11 oct. 2010

Máscara y mariposa

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

El domingo 10 del 10 del 2010, algunas ONG como 350.org, Avaaz.org, Greenpeace, entre otras, hicieron una convocatoria para que de manera global nos manifestáramos en nombre y en defensa de nuestro planeta y sus recursos naturales. Con esta medida pretendían hacer una llamada de atención para los representantes mundiales que tienen en sus manos legislar para bajar las emisiones mundiales de CO2, promover energías alternativas y el desarrollo sostenible, así como iniciativas para combatir el cambio climático.

Aún sigue la lucha y las descalificaciones sobre si el cambio climático es cíclico o si es producto de la actividad humana y nuestra devoción a los combustibles fósiles. Y parece ser que de estos dos argumentos el que tenga más adeptos o se adecue mejor a los intereses del más poderoso será el triunfante y el que guiará las acciones.

De momento China y Estados Unidos, que técnicamente entre los dos se están cargando medio planeta, miran a otro lado y no se comprometen a bajar sus emisiones de CO2, mucho menos a regular la pesca, la explotación de tierras, la gestión de residuos y un largo etcétera.

El petróleo tiene fecha de caducidad y si en este momento obtener 10 barriles de petróleo requieren de la energía que produce 1 barril de petróleo, en el futuro esta proporción será absurda. Recientemente fuimos testigos de lo que sucedió en el Golfo de México y de como la sobre explotación de los yacimientos de petróleo incrementa los riesgos de accidentes y fugas.

Las llamadas de atención colectivas y periódicas de la sociedad civil para concienciarnos y concienciar a los gobiernos, por supuesto que son muy útiles. Pero considero que es más poderoso y útil el esfuerzo del día a día, los pequeños hábitos responsables de cada uno. Cuidar el consumo de recursos en casa, desplazarnos de forma responsable y eficiente, gestionar nuestros residuos, separar la basura y muchas pequeñas acciones pueden ser clave en un futuro inmediato.

Mientras tanto esperaremos que se firmen acuerdos consistentes en la cumbre climática, que se celebrará en la ciudad de Cancún, México.







No hay comentarios.: