10 dic. 2008

Carne congelada

Reverso de las postales


Son cuatro postales seriadas hasta el número ocho, son de tamaño media carta (medio folio) hechas con tinta de grabado, tinta china, pintura acrílica, lápiz de color y en algunas intervenciones con fotografía e hilo de coser.

El nombre de carne congelada es porque la presentación final de cada postal es un envoltorio de bolsa zipper de las que se usan para congelar la carne y los alimentos. Mi propuesta simbólica con esto es que el pintor o el artista en general (aunque suene obvio) necesita producir un X trabajo, ofrecerlo a la gente y obtener por el una remuneración económica que el artista determine y que la otra parte esté de acuerdo en otorgar. En tiempos de crisis donde la prioridad son las necesidades básicas, depositamos en una bolsa de carne congelada una obra de arte para ver si así pasa por un pedazo de carne, y no por una pieza artística para facilitar dicho intercambio.


Las treintaidós postales las hicimos Marthazul y yo (Augusto Metztli), y a continuación específicamos el nombre y la intención de cada una.


Abrazo absoluto es una abrazo anónimo y por cualquier causa. Es un abrazo multidirigido, es por eso el asterisco y el círculo encerrándolo que está en la parte superior, y al final de toda la composición, simbolizado con una línea curva con texturas, las dificultades por las que pasa el abrazado y el abrazador.


Hablar de amor es, a pesar de ser tan recurrente en nuestros labios, una revolución que inicia en primera persona y termina con el o los objetos amados. Por eso solo está retratada la primera persona, la que habla.


El Cayuco y la luna rota es el pequeño e insistente homenaje a todos aquellos que literalmente o metafóricamente hacen ese viaje en cayuco, que recorren el mar Atlántico durante diez días, que se exponen al sol y al frío, al hambre y a la sed, al dolor físico, a salir huyendo, con dificultades y dejando aquello que también aman, que persiguen su sueño, que pocas veces lo alcanzan y que al final de su viaje, y en tristes ocasiones, la tierra prometida no es como esperaban, y las cárceles donde esperan su regreso son aún más incomodas y feroces que su viaje en cayuco.


Sobrevolando la ciudad es la evidente sensación de volar cuando dos personas se aman y dan la mano para volar juntos intentando hacer un hogar.


A continuación unas fotos de la presentación final de las postales.



Datos técnicos

24cm x 17cm

Tinta china, lápiz de color, tinta de grabado, fotografía, hilo y pintura acrílica sobre papel

Marthazul y Augusto Metztli

Invierno de 2008


Si estás interesado en alguna postal mándanos por mail la dirección de tu domicilio para que recibas la “Carne congelada” y no olvides especificar cuál postal quieres, y en su momento te pasaremos un número de cuenta. Si vives en México en siete días aproximadamente la recibirás en el buzón de tu casa y si vives en España en dos o tres días.


De antemano gracias por tu atención.


Hasta pronto.


Marthazul y Augusto Metztli

No hay comentarios.: