25 jul. 2008

Por avión


Dedicado a las cartas, a la distancia, a la paciencia, a los vals que se están cocinando, a los 100 días, a los muchos meses, a los viajeros, a Cerati, a la víspera, a la empatía, al amor, al Azul, a Metzlti y al cielo que está a punto de llover.

1 comentario:

Marthazul... dijo...

Gracias por ir-me y por venir-te...

...porque la correspondencia de todo tipo nos ha unido muchísimo, y ese sobrecito ha volado mucho sobre el Atlántico que nos separaba... y porque ha estado bajo mi almohada los 100 días del conjuro... Gracias, te quiero mucho.