8 jul. 2008

Elefante




Un elefante que nos dice tanto, son los deseos de nuestra madrina, de Susana madrina. Nos amaneció el domingo con sus buenos días y sus regalos.

Hace una par de meses cuando en las manchas del chopo se revelaba la forma de un elefante dormido, el tercer elefante pintado por mi, nunca se me hubiera ocurrido que el siguiente aparecería dormido también pero en una caja -el cuarto elefante de mi vida- y que despertaría para vivir en nuestra habitación.

Gracias

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, no me habia dado cuenta de que tantos elefantes te rondaban, dicen que dan buena suerte si tienen la trompa hacia arriba.

Pues eso espero q os den mucha suerte en esta nueva vida.
y yo estoy encantada de ser vuestra madrina.

saludos.

Rosi Delgado dijo...

Tan sutíl y encantador como los Elefantes mismos... Me encanta!. Un abrazo.

Augusto Metztli dijo...

Gracias Rosi :-)