6 may. 2007

El origen de la llovizna


Pueden pasar meses, aun no se si años pero lo que sucedió ayer es el ayer de hoy y pasa el tiempo y es el ayer del día que sea y es tan intenso como el ayer real. Me dijeron que cuando dejas de vivir en el pasado comienzas a ser feliz y te llena todo el cuerpo esa sensación. Sinceramente yo no tengo problemas con la tristeza, somo cuates, pero no se cuando inicien las lluvias intente bromear conmigo y apretar un poco ese nudo en la garganta , no me asusta, pero si me estoy preparando y además creo que aun no estoy listo para dejar de extrañar, para dejar de vivir en el pasado y llenar mi cuerpo de felicidad, es emocionante la expectativa de cada día pero y ya, además los pinceles y los colores te hacen más caso cuando les pides las cosas a punto de llorar. El cuadro el origen de la llovizna es mi pequeño reconocimiento a la tristeza, a los días nublados, al pasado, a los nudos en la garganta, a perderte la película, a la derrota, a la desesperación, a intentar estar como sea pero estar, a las plantas marchitas, a ver a le gente partir y su espalada alejarse, a no saber qué día es, qué día sigue, qué día fué, a llorar de la nada, a llorar por algo, a aguantarse llorar. Y como se ve en el mismo cuadro: perder la cabeza y esperar a que caiga nuevamnete en su lugar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

y el dia que la tristeza nos abandone yo estoy dispuesta a morir, a fin de cuentas es la sensacion de lluvia calida y los dias grises, y el nudo en la garganta, y la desesperanza lo que con mayor frecuencia me ha recordado la sensación de la existencia misma... nunca sueltes los pinceles, de los colores no me preocupo, ya los llevas por dentro, no me dejes sin tus imagenes (aun me reprocho aquel cuadro que deje ir...) los mejores homenajes son siempre en las despedidas...
(hace mucho que no recordaba que profundo habias llegado en mi...)
Paola.