24 may. 2010

Nuestra cara de nopal

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

Cuando leí que pensaban penalizar en Arizona a los migrantes indocumentados, me recordó a las medidas que tomó Italia el año pasado, sólo que ahí, hay además patrullas ciudadanas caza inmigrantes ilegales. Al parecer es una medida que todo indica se extenderá en Europa y en Estados Unidos, como leí en algún momento, las posiciones extremas ya sea a la derecha o la izquierda suelen radicalizarse aún más en tiempos de crisis, pero ese no es el problema sino que se legisle y se aprueben leyes con contenido radical.

No me imagino lo que es sentir el delirio de persecución al tener tatuado en nuestras facciones la ilegalidad, el ser un humano indeseable, ser tipificado como un posible criminal por mi estatura, tono de piel y la manera de tener el bigote, mejor conocida como nuestra “cara de nopal”, o por pronunciar de tal o cual manera ciertas palabras que nos delatan. Lamentablemente hay una buena parte de la población de Arizona que vivirá como dicen en México “con el Jesús en la boca”.

Es desafortunado que los ciudadanos de ciertas zonas apoyen a sus gobiernos con iniciativas de ley xenófobas, y es curioso porque generalmente esas zonas están habitadas por ciudadanos que en su mayoría descienden de emigrantes, de conquistadores o de invasores “a la mala”, pero el disgusto social siempre encuentra caminos de este tipo para encauzarse. Aunque el gobierno mexicano ha mostrado su total desaprobación a la “ley Arizona” y se ha encargado de dejar claro que la combatirá con todos los medios diplomáticos al alcance. Siempre es bueno no dejar de mirar hacia la propia casa, México es de los países con más trabas burocráticas para establecerse como residente legal siendo extranjero. Si quieres estudiar en México o casarte debes de pagar cantidades de dinero muy altas o hacer trámites absurdos. O por ejemplo la inseguridad y el asedio de las mafias que viven los inmigrantes que recorren cientos de kilómetros desde el sur de México hasta las ciudades fronterizas del norte sobre trenes de mercancía, con más protección que la que se puedan dar ellos mismos y algunos albergues religiosos o de ongs. Esto y muchas cosas más que tiene pendientes el gobierno mexicano en temas de migración, ya que las remesas de los emigrantes son ingresos muy útiles para el país.

Como dicen aquí, yo tengo cara “de por allá” y la mayoría de las veces me ha traído más satisfacciones que disgustos, porque aquí nosotros los mexicanos les caemos en gracia, nos respetan y sienten un cariño llamémosle intuitivo o heredado por México, bueno con sus desagradables excepciones.

20 may. 2010

Voces que oran por un cambio. Escrito por Deborah Castro Mariño / Laura Vianey Torres Sánchez

Tinta de chopo con tinta china sobre papel

Escrito por: Deborah Castro Mariño / Laura Vianey Torres Sánchez

Más de 6.000 curas en España están casados

La culpa es del amor. Ese sentimiento tan etéreo como abstracto que algunos sacerdotes sólo quieren entregar a Dios y otros quieren compartir, pero no pueden. Con los ojos cerrados y el carisma a flor de piel viven los curas que, sin resentimiento alguno, dedican su vida a Dios y a la Iglesia, con un amor sin reservas que predican en silencio a través del celibato. Pues sólo siendo célibe, el sacerdote puede ser sacerdote y hacer de la Iglesia su esposa gloriosa, santa e inmaculada, como escribió el Papa Pablo VI en su encíclica Sacerdotalis Caelibatus. Y el que no esté dispuesto, ha de volver a su estado laical. Al menos en principio.

Tú puedes tener la vocación de sacerdote y no la vocación de célibe”, dice Torres Queiruga

Moceop (Movimiento por el Celibato Opcional), el principal colectivo religioso que defiende la causa en España, calcula que de los 27.000 curas que hay actualmente en el estado, más de 6.000 están casados. “En realidad, yo creo que no es tanto el número de secularizados que han dejado los hábitos, sino el problema de fondo que crea la situación. La Iglesia no sabe o no quiere ver esa situación y no sabe dar una respuesta acertada. Qué más da que sean 6.000, 3.000 o 2.000”, dice Gumersindo Meiriño, uno de los sacerdotes gallegos que han contraído matrimonio. Pese a que algunos tachan de “absurdas” las cifras, como Xosé Fernández Lago, director del Instituto Teológico Compostelano, sin duda se trata de números difíciles de concretar debido, principalmente, al silencio hermético que practican desde la propia Iglesia. Un mutismo que afecta, incluso, al ejercicio del sacerdocio donde se conocen casos de curas que han sido readmitidos después de secularizarse.

“Se supone que hay excepciones de curas que están casados y a los que se les permite, un poco bajo cuerda, el ejercicio de su actividad. Incluso ya hay algunos que empezaron a tener una actividad sacerdotal estando casados sin llamar mucho la atención, haciendo una reivindicación. Mientras los obispos correspondientes no tengan un conocimiento fehaciente de la situación, pues hacen que no se enteran”, comenta Bernardo, quien decidió retirarse por un tiempo indefinido del ejercicio sacerdotal. “Hay algún secularizado que es más cura ahora que antes”, reconoce Fernández Lago.

Y es que en anteriores etapas de la historia, hablar de vocación no implicaba necesariamente hablar de celibato. “Tú puedes tener la vocación de sacerdote y no la vocación de célibe. No son cosas que estén unidas porque no están unidas en la misma formación del cristianismo. Jesús sí era célibe, pero la mayoría de los apóstoles estaban casados”, explica el teólogo Andrés Torres Queiruga.

Comienzos de una revolución

Las primeras normas eclesiásticas sobre el celibato datan del Concilio de Elvira, celebrado en España en el siglo IV. Fue a partir de entonces cuando comenzaron a brotar las disconformidades. “En la historia ha costado y ha sido impuesto por el gobierno eclesial. No ha sido una cosa que haya nacido de la base”, asegura Torres Queiruga.

Una imposición que sólo afectó a la Iglesia del Rito Latino. “En otras Iglesias, incluso Católicas [como] la Oriental, los sacerdotes se casan. Por lo tanto el celibato no puede ceñirse a la estructura dogmática y doctrinal de la Iglesia”, dice Segundo Pérez López, delegado, para este reportaje, del arzobispo de Compostela Julián Barros. La coexistencia de sacerdotes célibes con los que han creado su propia familia, permite a las personas a favor del celibato opcional mirar al futuro con cierto grado de optimismo. “Lo que un día puso la Iglesia, la misma Iglesia lo puede cambiar. En los primeros siglos, el Papa y los obispos estaban casados”, dice Bernardo. Para Meiriño este cambio sería enriquecedor. “La Iglesia necesitaría abrir las ventanas y no estoy pidiendo nada raro. Es lo que pidió Juan XXIII: que teníamos que abrir las ventanas para que entraran aires nuevos que ventilaran”, señala. “Yo estoy convencido que sí, porque la base teológica con la que esto se justificaba ha cambiado”, afirma Torres Queiruga.

En los primeros siglos, el Papa y los obispos estaban casados”, dice Bernardo

Más escéptico se muestra Fernández Lago. “No puedo hacer de profeta, pero desde luego la Iglesia va a ser remisa en renunciar al celibato”, apuntala antes de añadir que la aprobación de la vida célibe opcional acabaría plenamente con el carisma del celibato. “Porque tendrías que buscar una persona que pudiera superar todas las presiones de la sociedad para continuar siendo célibe”, se explica.

Pese a que desde el punto de vista jurídico no existen dificultades para reconocer el celibato opcional, Segundo Pérez asegura que hay problemas de carácter doctrinal. “Son 2.000 años de experiencia y la Iglesia nunca toma decisiones que pudieran suscitar una ruptura o un trauma dentro. El valor espiritual del celibato me parece que es muy difícil de suprimir de un plumazo, de un día para otro, y tampoco sé si se debe suprimir. Creo que es necesario que se vayan abriendo cauces de libertad para ir asumiendo esa realidad”.

Una libertad que, para algunos, comporta riesgos. Y es que cuando el amor está dividido y uno no se puede entregar totalmente a Dios en cuerpo y alma, se pierde el sentido del celibato, aseguran sus defensores. Los más liberales, por su parte, contraatacan argumentando que la dedicación al estudio y a la Iglesia depende más de la vocación y de la entrega personal, del empeño en conseguir la armonía entre la vida pastoral y la familiar. “Hay sacerdotes que no trabajan más que nosotros”, apunta Torres Queiruga. Y es que las revoluciones son para los que oran por un cambio. Porque como dice Meiriño: “Hay mucha agua estancada y hay que remover. El río tiene que seguir corriendo, la vida corre y sigue como el río; y la Iglesia tiene que seguir evolucionando”.

María Benetti, la esposa de un cura

Historia del celibato


19 may. 2010

La ruta de los paraguas



La idea de poner alineados miles de paraguas para cruzar el Atlántico, fue una buena idea pero al final fue más sencillo hacerlo en avión.

Cuando soñamos lo hacemos con todas las posibilidades incluyendo la de los paraguas. Todos los sueños comienzan o con una mirada, o con un sentimiento, intuición, o con un nudo en la garganta o en el estómago, todo comienza con las ganas tan sólo de sonreír y mirar desde la misma playa, el mismo pedazo de mar.

Así comenzó éste y ahora hay un paraguas de colorines y otro negro en el armario. Gracias, muchas gracias.

18 may. 2010

Ensoniados



Ensoniados, acrílico sobre tela, 50 x 60cm, mayo de 2010


Esta pintura titulada Ensoniados, es mi primer encargo del año. La pintura está dedicada a una pareja joven, amigos - primos míos que viven en Barcelona.

Con ellos he descubierto nuevos códigos de convivencia de todo tipo. Confirmando que la vida, el tiempo, lo que hicimos y lo que no hicimos, modela nuestro espíritu, como el agua de los ríos lo hace con las piedras. Y en un determinado momento gente de sitios tan diferentes conviven días y días y se disfrutan en sus coincidencias y diferencias.

Mi pintura habla de ellos, de cómo han ido "pedaleando" y andando por la vida, con mucha fuerza y mucho amor. Trato de explicar como una cosa lleva a la otra y como en ocasiones cuando uno cree que guía y se guía, no es así, y más bien nos llevan o vamos juntos.

El hogar es quien lo habita, así que ellos son su hogar, sus rituales, y su propio calor. Ambos llenos de pasión y creatividad. Procuré llenar la pintura de sus símbolos, de la música de él, de las historias de ella, de la voluntad de ambos, y de lo que comparten.

Ella con sus historias, sus rituales andando en una casa rodante



Él con su música y sus largos paseos por la bellísima tierra catalana que los adoptó hace años


Y mucho de lo que comparten

10 may. 2010

Nunca máis

Tinta de chopo con tinta china sobre papel


Son impresionantes las imágenes de los cientos de kilómetros de mar y petróleo mezclados y empujados por el viento hacia las costas de los estados costeros. Aquí en Galicia hace algunos años vivieron un derrame similar pero era un barco, el Prestige, y sabían que de un momento a otro se agotaría el combustible que contenía, y por lo tanto “sólo bastaría” con limpiar los cientos de kilómetros de mar y playa que afectó. Pero en el caso del golfo de México es una situación inédita, y posiblemente la más trágica de todos los derrames en la historia de la explotación de los hidrocarburos.

Según dice la compañía BP era imposible que perforando un pozo a 1500 metros hubiera un derrame de esta naturaleza, pero que a pesar de las pocas probabilidades de ello, tenían tres sistemas de seguridad para cerrar cualquier fuga a esas profundidades. Sólo que había un inconveniente, habían probado estos sistemas de seguridad a 150 metros de profundidad, así que sospechan que puede ser uno de los motivos para que fallaran todos sus dispositivos de seguridad.

En mi opinión, la compañía está intentando todo lo posible para reparar las tres fugas que derraman petróleo al golfo de México. El gobierno norteamericano aunque tarde, también está usando todos sus recursos para solucionar esta tragedia ecológica cuanto antes.

Aún así creo que la gran lección que aprenderán de esta tragedia es que ningún sistema tecnológico, y en este caso de explotación, es infalible, ni teniendo un plan a, b, c y d para las eventualidades. Mientras transcurre el tiempo nuestra dependencia hacia los combustibles fósiles, como es el caso del petróleo, se duplicará. Y por consecuencia los sistemas de extracción y las adversidades geográficas serán mucho mayores, más complejas, más peligrosas, como en los yacimientos de Venezuela, Brasil o en el Golfo de México. Drenar hasta dejar sin una gota de petróleo el subsuelo, no sé si será más complejo que revolucionar nuestra forma de vida y nuestra dependencia hacia los combustibles fósiles.

La tecnología desarrollada con energías sostenibles y renovables, son ya una realidad y futuro, eran ya una realidad hace años pero siempre en suspenso, a expensas y al margen de los intereses de la compañías petroleras, o de los gobiernos dueños o con derecho a explotar esos yacimientos.

Hay estudios muy serios que demuestran que cambiar el rumbo de nuestro consumo energético es más económico que continuar así, y reparar año tras año las terribles consecuencias del cambio climático que hemos acelerado.

Las lecciones que aprendieron los gallegos con el Presitge fueron unas costas y rías cuidadas e impecables, desarrolladas con responsabilidad y de manera sostenible, y también una frase que pudiera ser universal: “Nunca máis”.




3 may. 2010

México cósmico

Tinta de chopo con tinta china sobre papel


La semana pasada cuando vi la noticia de que en México se aprobaban 10 millones de pesos de presupuesto para echar a andar la Agencia Espacial Mexicana (AEXA), me hizo tanta ilusión, como cuando un niño sueña con naves espaciales y ser astronauta “de grande”.


Pensar en esta nueva agencia mexicana me llevó a recordar un día de 1994 que fui por casualidad a una conferencia que ofreció el único astronauta mexicano, Rodolfo Neri en el auditorio de DIF de mi barrio, no recuerdo nada de lo que dijo, pero sí la curiosidad que tenía de conocer a uno de los pocos hombres que ha visto al mundo desde muy arriba.

Buscando información sobre la agencia, encontré una página que supongo es la oficial de AEXA. Hay bastante información sobre los objetivos que pretenden, sus procesos burocráticos de gestión hasta ser aprobada su creación, y la incidencia que tendrá en la vida de todos los mexicanos. Leer palabras como “política espacial mexicana” o que pretenden que Tulancingo sea lo equivalente a Houston y Yucatán el Cabo Cañaveral de la NASA pero a la mexicana, no deja de sorprenderme, en todos los sentidos de la palabra.

Aunque la investigación y curiosidad del mexicano por el universo y el cosmos se remonta a cientos de años, hay un montón de vestigios prehispánicos relacionados con esa búsqueda y muchas aportaciones en la medición del tiempo y observación de los astros. Pero la primera agencia espacial mexicana de la época moderna es la Comisión Nacional del Espacio Exterior de 1962, sólo 4 años después de la fundación de la NASA, pero murió en 1977 en tiempos de Portillo, es decir, que pasaron 33 años para volver a ver concretarse un proyecto similar.

Dibujé los satélites Morelos, Morelos dos y Solidaridad orbitando la tierra y apuntando hacia México, también un poco de contaminación espacial, un papalote (cometa) y un meteoro o estrella fugaz que se asemeja a un pulpo, para dejar constancia de la ilusión que me causó la noticia. Pero espero, como todos los mexicanos, que esta nueva agencia se llene de científicos y gente talentosa, y no de burócratas o de parientes de la clase política mexicana.

Ahora los niños cuando se imaginen y construyan sus naves espaciales moviendo los sillones y cubriéndolos con mantas y cobijas de casa, no estarán tan lejos de hacer su sueño realidad. Así en un futuro podrán despegar en un cohete espacial desde la península de Yucatán dirigido desde la torre de control de Tulancingo, mientras se transmite en vivo por el canal de las estrellas.